COMO SE VENDERÁN LAS VIVIENDAS TRAS EL CONFINAMIENTO

POCO A POCO COMIENZA LA DESESCALADA.

Entramos en nuestro nuevo presente, y nuestro éxito va a depender de nuestra capacidad de adaptación al cambio.

Indudablemente la forma de vender viviendas también va a tener que adaptarse al cambio, de hecho gran parte de profesionales del sector ya hemos tomado acciones para ello en mayor o menor medida.

Pero el cambio va a venir por dos factores; por un lado, como comentaba, ha cambiado la gestión en sí de la venta, con nuevos procedimientos y rutinas para que el proceso sea seguro.

y por otro lado, han cambiado las prioridades de los compradores a la hora de elegir vivienda.

  1. LAS NUEVAS PRIORIDADES DEL COMPRADOR A LA HORA DE ELEGIR VIVIENDA.

Diría que hoy por hoy ya casi no es necesario hablar de la gran necesidad de tener un espacio exterior por pequeño que este sea. 

Un jardín, una terraza, un pequeño balcón… esa vía de escape, esa luz, ese rayo de sol en la cara..

Quien tenga una vivienda en venta y disponga de alguno de ellos es hora de potenciarlos, prepararlos para la venta, hacer unas bonitas fotos y destacarlo en los portales inmobiliarios. 

Seguro que los constructores también están teniendo a día de hoy este detalle en cuenta.

Las futuras promociones contarán con un espacio exterior, y el resto de estancias y mejoras que tan necesarias están siendo en esta etapa de nuestras vidas.

Como lo puede ser también los espacios polivalentes.

Amplios salones que, de un modo sencillo, puedan cambiar de función en distintos momentos del día: relajarse y ver la televisión, leer, hacer gimnasia, tele trabajar o estudiar con los más pequeños.

También es muy probable que el comprador busque viviendas con una habitación extra para utilizar de despacho y poder trabajar con tranquilidad.

Otra estancia enormemente importante en estos días está siendo la cocina.. ¿Cuántos hemos aprendido estos días a hacer pan, repostería..? 

Desde que empezó el confinamiento ha surgido en muchos la pasión por la cocina, se ha convertido en su refugio; tanto individualmente como en familia.. y para eso hace falta espacio, y encimeras amplias.

Ahora se van a demandar cocinas  bien equipadas y con los espacios muy bien aprovechados.

Cocinas con almacenaje para todos los utensilios y los alimentos que compramos, ya que vamos menos veces al supermercado y almacenamos mucho más en casa que antes.

Otro factor importante son los baños, si hasta ahora hemos valorado que las viviendas tengan dos baños, ahora va a ser un indispensable. 

Necesitamos lavarnos las manos muchas veces al día y es una ventaja tener siempre un baño libre.

También es un plus tener el segundo baño en suite en la habitación principal.

Si tenemos la mala suerte de tener un miembro de la familia en cuarentena, este podrá pasar su tiempo aislado en su habitación disponiendo de un baño para su uso exclusivo.

También es importante tener en cuenta el hall de la vivienda, es muy valorable que disponga de una entrada un poco desconectada de la vivienda:

Una antesala o vestíbulo  donde dejar zapatos y otros objetos que traemos del exterior y no queremos que pasen a casa.

Un lugar donde puedan quedar un poco recogidos, que cuente con un gabanero, un banco para calzarse y un perchero.

Los vendedores de viviendas tendrán que dar prioridad a la luz, a la limpieza y al orden; ahora mas que nunca van a ser primordiales.

Los compradores cuando visiten una vivienda van a querer sentirse seguros, sentir paz y calma.

Y por último, tienen gran valor en estos momentos, y por mucho timepo lo van a tener, viviendas situadas en entornos bonitos.. cerca de la naturaleza o de la playa, en las afueras.. a pocos minutos del trabajo pero un lugar saludable donde dar esos ahora tan valorados paseos.

2. LA NUEVA FORMA DE VENDER VIVIENDAS

Ahora más que nunca los profesionales tenemos que practicar la escucha activa y atender a las necesidades y los miedos de nuestros clientes.

Muchos hemos instalado nuevos procesos y rutinas para adaptarnos al confinamiento, y muchas de esas rutinas se van a quedar un largo tiempo o para siempre.

Cuando lo digital se ha convertido en un básico, la parte presencial tiene que ser 5 estrellas.

Ahora más que nunca es de vital importancia contar con un profesional que dé tranquilidad y garantice la seguridad tanto de vendedor como de comprador.

El profesional será quien enseñe la vivienda a la visita, guardando la distancia de seguridad en todo momento, y siendo recomendable utilizar mascarilla, guantes y gel hidroalcohólico.

Yo por mi parte si tengo que enseñar una vivienda proporcionaré para los que entremos en la vivienda cubrezapatos desechables, me parece indispensable cuando el vendedor vive en la vivienda al menos de momento.

También es importante que el propietario deje antes todas las luces, persianas, y puertas abiertas con el fin de que no sea necesario tocar nada en la visita y usar ascensores de uno en uno.

Cobran gran importancia los videos, tours virtuales y planos en los anuncios de los portales inmobiliarios, de este modo los potenciales compradores se harán una mejor idea de la vivienda y nos ahorraremos visitas innecesarias, reduciéndolas a una última visita para decidirse finalmente.

También en las oficinas físicas habrá nuevas medidas: videollamadas para minimizar las reuniones presenciales, aforo limitado para asegurar la distancia de seguridad, .. incluso la firma digital si es necesario.

Antes y después de cada reunión se procederá a desinfectar el espacio y se recomendará el uso de mascarilla.

Teniendo todas estas cosas en cuenta se podrá vender viviendas sin problemas desde ya, y eso es una muy buena noticia.

Eso sí, ahora mas que nunca va a ser necesario sacar toda la artillería para diferenciarse de los demás.

Ahora más que nunca se hace indispensable preparar la vivienda para la venta.

Solo aquellas que lo hagan tendrán el éxito asegurado sin tener que hacer una gran rebaja de precio.

Con ingenio y trabajo saldremos adelante!

Deja una respuesta

*